La cara y la cruz del Movimiento 15M

Las manifestación del 15 de mayo, convocadas a través de las redes sociales y posteriormente difundidas por algunos medios de comunicación, desembocaron en multitudinarias acampadas en las principales capitales de provincia. El primer asentamiento fue el de la puerta del Sol de Madrid. En un primer momento decidieron quedarse hasta las elecciones del 22 de mayo para “protestar por la situación social económica y política que atraviesa a España y que afecta principalmente a la juventud”. A día de hoy, el movimiento es mucho más diverso y complejo, con reivindicaciones más profundas y mayor número de colectivos implicados. Las decisiones se toman en asambleas colectivas, a las que cualquier ciudadano puede sumarse, y los temas a debatir son definidos en comisiones especializadas.

Los jóvenes han sido el principal motor de la protesta, haciendo suyo el lema de Juventud sin futuro, pero al mismo tiempo que el movimiento se hacía más grande, las reivindicaciones y la edad media de los acampados ha ido variando. La división entre los participantes ha ido creciendo a medida que veían como se presentaban manifiestos no consensuados a los medios de comunicación.

A pesar del tinte popular que se le ha intentado dar al movimiento, de inclusión de todos aquellos que desearan participar, no se ha sido tan tolerante con algunos medios de comunicación, que han sido expulsados de la Puerta del Sol o se les ha impedido realizar su trabajo en distintas ocasiones. Además, no está tan claro que sus propuestas abarquen las inquietudes de la mayoría de los jóvenes.

La cruz de la Acamapada Sol la han puesto los comerciantes de la zona, quienes se han quejado de la bajada en las ventas, y los hoteleros de la ciudad, que han visto como las cancelaciones de reservas se multiplicaban en las últimas semanas. En declaraciones a la Cadena SER, Arturo Fernández, presidente de la CEIM, ha expresado el deseo de los empresarios madrileños de que se ponga fin a la acampada de la Puerta del Sol, incluso mediante el desalojo de la plaza por parte de la policía.

Movimiento polémico donde los haya, el futuro del llamado 15M y de las acampadas es incierto, pero sus participantes han expresado su deseo de continuarlo, sino físicamente, en espíritu.

Anuncios

Acerca de thestolenmoney

Étudiante de journalisme à l'IUT à Lannion Estudiante de Periodismo y Economía de la UC3M.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s