Un salto al vacío.

Desde que empecé este grado, noto una especie de remolino en el estómago cada vez que se me plantean dilemas como este. Me siento como si estuviera al borde de un precipicio cuyo fondo no veo, y tengo que elegir si quedarme arriba y enfrentarme posteriormente a un posible empujón, o lanzarme yo misma en busca de lo desconocido.  Lo valiente es lo segundo pero el problema es que yo tengo mucho vértigo.  Quizá esto sea demasiado radical, demasiado “blanco o negro”, pero en este caso no veo posibilidades de éxito en las soluciones intermedias.

¿Es adecuado seguir utilizando términos como “medio de comunicación” o “agencia de noticias” en la actualidad? Si la respuesta es sí, nos estamos quedando al borde del precipicio, estamos intentando adivinar lo que nos espera al final de la caída y queremos fusionarlo con la realidad que hemos conocido hasta ahora. ¿Va a funcionar esta estrategia? No sabría decirlo con seguridad, pero creo que no.

Hace poco, un converso digital me decía, con Ipad en mano, “la tecnología debe cambiar, la moral no”. Se estaba refiriendo a los derechos de autor y las descargas ilegales, tema importante en el caso de Google y sus disputas con los “viejos” medios. Es muy bonito pensar que los creadores deben recibir una retribución justa por su creación, que los informadores necesitan ver su trabajo reconocido para estar motivados. Todos creemos en eso porque es lo más justo, pero también nos gusta leer El País gratis, rápido y solo los contenidos que nosotros elegimos. Para eso Google News es perfecto, y por mucho que lloren los medios tradicionales, han perdido la batalla por su soberbia y su inicial desprecio a Internet. Nadie les ha robado el negocio, han sido ellos quienes se han negado a crearlo.

Las viejas leyes, el derecho tal y como lo conocíamos hasta ahora, ¿nos van a proteger? ¿Cuál es la validez de la moral tradicional? ¿Podemos seguir observando el mundo con los mismos ojos con que lo hacíamos antes? No puedo responder a estas preguntas, tendremos que descubrirlo con el tiempo, solo espero que no sea demasiado tarde.

Creo que voy a dar ese salto al vacío, porque no me gusta lo que veo en tierra firme, porque creo que el modelo está caduco y porque el miedo lleva atenazándonos demasiado tiempo.

 Nos vemos en el fondo.

Imágen: http://weheartit.com/entry/507265

Anuncios

Acerca de thestolenmoney

Étudiante de journalisme à l'IUT à Lannion Estudiante de Periodismo y Economía de la UC3M.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un salto al vacío.

  1. Pingback: Sin miedo | The hidden money: reflexiones '11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s